Kautilya Katariya, el programador de IA más joven del mundo

Redaccion de Apök, C.A

Imagínate que eres un niño de 6 años y te encuentras en uno de los lugares con más restricciones sanitarias a causa de la pandemia de COVID. ¿Qué haces? Pues, Kautilya Katariya decidió convertirse en un programador, sin saber que posteriormente sería el programador más joven del mundo. Y más allá de eso, sería un programador de inteligencia artificial.

Kautilya Katariya, el niño programador de IA más joven del mundo, proviene de una de las muchas áreas del Reino Unido que contó con fuertes regulaciones a lo largo de toda la pandemia. Las regulaciones, además de aplicarse a empresas y comercios, incluían el cierre de las escuelas.

Bajo estas circunstancias, el joven Kautilya comenzó a realizar curso de programación. Empezó por aprender el lenguaje Python y fue premiado por sus esfuerzos con certificaciones en dicho lenguaje y en la inteligencia artificial (IA).

Principios de IA (Foundations of AI), una certificación profesional en edX y Python para ciencia de datos de IBM Cognitive Class, fueron los cursos que tomó para poder convertirse en programador.

Sus padres fueron un pilar fundamental para el joven programador

Cuando los padres de Kautilya vieron indicios de su interés por la programación, inmediatamente le compraron libros relacionados con el tema, libros que el joven, de seis años en aquel entonces, estudio y devoró durante los tiempos de pandemia.

Luego tuvo su propia computadora y comenzó a explorar por sí mismo el maravilloso mundo de la programación.

Comenzó, como la mayoría de los programadores millennials y de la generación z, a través de videos de YouTube que pronto fueron poco y tuvieron que ser sustituidos por cursos como los mencionados anteriormente.

El futuro de Kautilya como programador

Los planes que el programador de IA más joven del mundo tiene son los que cabría esperar de casi cualquier programador: seguir aprendiendo cada día más.

“Creo que la programación de computadoras es muy divertida y es similar a resolver acertijos, y si pensamos que solo estamos tratando de resolver acertijos, la codificación no se sentirá tan difícil y puede que empieces a disfrutarla”, concluyó.

Respecto a este tema, los padres de Kautilya dicen que lo mejor es considerar a la programación como “otro ejercicio mental para desarrollar el pensamiento lógico y la capacidad de resolución de problemas en los niños“.

La programación, además de tener aplicaciones prácticas generales a través de programas que resuelven problemas, también es una actividad que estimula el pensamiento creativo, lógico y ordenado, por lo que jamás será una pérdida de tiempo que los niños la practiquen.

Scroll al inicio