7 tips para aprender a programar más rápido

Redaccion de Apök, C.A

Acelerar los procesos es algo que siempre estamos deseando hacer, y, aunque la mayoría de las veces no podemos eludir las cosas complicadas, siempre hay formas de hacer que ciertas tareas sean más llevaderas.

Aprender a programar puede ser una de esas tareas difíciles de afrontar en principio, debido a la enorme cantidad de cosas que debemos aprender de un golpe (no lo tomes literal).

Pero, con estos pequeños tips para aprender a programar más rápido, vamos a hacer que el aprendizaje sea menos doloroso y muy acelerado.

Recuerda que no debes dejar estos tips solo de forma teórica en tu cabeza, ¡llévalos a la práctica!

1. Escoge un lenguaje de programación para aprender a programar

Vamos a suponer que eres un principiante…
Si quieres saltar de una vez a la programación, porque eres una persona con un background suficiente como para tomar el reto, ¡hazlo!

Si por el contrario, crees que no estás preparado aún y que debes repasar algunos conceptos antes de embarcarte en el proyecto de programar, también es permitido.

En cualquier caso, llegará el momento en el que tengas que decidir con qué lenguaje de programación comenzar.

Verás que hay un montón y que, quizás, no será fácil escoger uno si quieres hacerlo con buen criterio.

2. Consigue buen material para aprender a programar

Videocursos, libros en PDF, blogs con tutoriales; plataformas de educación online, gratuitas y de pago… Internet es un mundo lleno de información.

Pero suele ser demasiada información, que además puede estar desfasada o no ser del todo correcta, y eso puede ir en tu perjuicio. 

Para aprender a programar debes investigar más.

Siempre hay elementos relevantes en toda cultura. Y en el caso de la cultura Geek esta regla se sigue cumpliendo.

Al entrar en foros y grupos de Internet para hacer preguntas acerca de libros y cursos para aprender, vas a notar que siempre se dan referencias parecidas.

Las cosas que son buenas pueden hacerse populares y van quedando en el tiempo como referentes de calidad. Esto tienes que aprovecharlo para poder conseguir material de calidad que te permita progresar rápidamente.

Programadores relevantes

Si vas a leer un libro o ver un curso, procura que estos sean de personajes relevantes (aunque no es una regla absoluta).

Cuando decimos personajes relevantes no estamos refiriéndonos solo a gente de las más altas esferas de la programación: James Gosling, Bjarne Stroustrup y otros.

Hay quienes se han ganado a pulso un espacio dentro de la comunidad Geek y pueden ofrecerte contenido de calidad, y además, en español.

3. Para aprender a programar debes ampliar la información

Jamás te quedes solo con un curso o las palabras de un profesor.

Investiga siempre un poco más.

Si es un videocurso, ve a los libros o a las documentaciones oficiales. Y practica, siempre practica todo lo que aprendas.

4. Usa recursos mnemotécnicos

Aunque en el pasado te hayan dicho que la memoria no tiene importancia, puedes sacarle mucho provecho si la entrenas.

Recordar la sintaxis del lenguaje, las estructuras y los tipos de datos puede ser pan comido si cuentas con algunos recursos mnemotécnicos.

Las palabras reservadas y su función, así como las estructuras de control del lenguaje y funciones relevantes pueden ser fácilmente memorizadas y con un poco de práctica puedes saber cuando utilizarlas.

¿Dónde empezar?

Este canal es un lugar en donde la memoria es un ciudadano de primera clase. 

Tiene grandes ejercicios con los que puedes empezar instantáneamente a mejorar tu memoria y de ese modo obtener más confianza en las cosas que puedes lograr.

También es un punto de partida interesante si quieres entrenar seriamente tu memoria para aprender más rápido. Es algo que no solo te servirá para la programación, sino para tu día a día.

5. Resuelve ejercicios

No dejes que las cosas se queden en el tintero.

La mejor forma de aprender siempre será la experiencia práctica. Usa todo lo que has visto para resolver problemas, aunque solo sean problemas básicos. De este modo, tu cerebro absorberá todo lo que has aprendido.

Prueba y error

No te desencantes si en un principio no sabes cómo resolver algún problema. Programar, si bien es un proceso que puedes acelerar, no es algo que sucede de la noche a la mañana. Siempre hace falta tiempo para que las ideas se afiancen.

Prueba las veces que sea necesario, pero siempre analiza cada fragmento de código implicado en el punto donde te has quedado atascado.

El código es diferente al texto

En el sentido de que no puedes simplemente leerlo de arriba a abajo y de izquierda a derecha (o de derecha a izquierda, según el idioma).

Lo que realmente debes hacer es seguir el flujo de control del programa.

El flujo de control

Es el orden en que el programa ejecuta sus sentencias o instrucciones, y este no siempre es secuencial… Pero cuando empieces a programar te darás cuenta de eso.

6. Encuentra un mentor 

Si sabes de alguien que ya esté programando de forma profesional, únete a él o ella.

Las cosas se hacen más fácil en equipo y seguro esa persona ya recorrió el camino que tú estás por empezar.

Por lo tanto, sabe cuáles son los fallos que puedes tener y cómo debes levantarte cada vez que caigas en algún error.

7. Lee y escribe código

Esta es la mejor forma de aprender. Trata de averiguar qué hace el código de los demás y escribe tu propio código.

No tienes que irte a buscar código complicado para hacer esto o plantearte problemas muy difíciles de resolver para escribirlos. En realidad, lo que debes hacer es buscar retos acordes a tu desenvolvimiento.

¿Cómo saber a qué retos puedo enfrentarme? 

Debes fijarte en el contenido que estás estudiando y lo que has dejado detrás. Vé y busca código y problemas que traten acerca de eso.

Pero en general, los problemas para resolver vienen luego de haber captado la teoría y haber realizado micropruebas de lo que has entendido.

Pensar en resolver problemas para los cuales no has entendido la teoría subyacente es una pérdida de tiempo.

Para terminar, recuerda que esto debe ser entretenido. Programar debe gustarte aunque a veces te frustres.

Esto último no debe hacerte pensar que no existirán problemas o que la frustración es un asunto de todos los días (con el tiempo aprendes a manejarla).

¡Y por favor! Cuando lleguen esos momentos de frustración, no pienses que no has nacido para esto. Tómate un descanso y sigue.

Scroll al inicio