¿Por qué algunos navegadores fuerzan el uso de HTTPS?

Los navegadores fuerzan el uso de HTTPS porque proporciona una conexión segura y encriptada entre el navegador y los sitios web visitados, lo que ayuda a proteger la información confidencial de los usuarios para que no sea interceptada o robada por piratas informáticos. 

¿Por qué HTTPS?

El uso de HTTPS proporciona varios beneficios, incluida la seguridad de los datos en tránsito, la protección de los sitios web contra el phishing, los ataques de intermediarios y otras filtraciones de datos.

HTTPS agrega seguridad y confianza, y encripta los datos que viajan a través de él, lo que dificulta la lectura por parte de terceros. Además, los sitios web que usan HTTPS se cargan más rápido, especialmente cuando se usan con un servidor compatible con HTTP/25.

HTTPS es una versión más segura del protocolo HTTP y es ampliamente compatible con la mayoría de los sitios web. Además, algunos navegadores han implementado funciones de seguridad como HTTP Strict Transport Security ( HSTS ) que obligan al navegador a usar HTTPS. 

Para habilitar HTTPS en tu sitio web, debes seguir estos pasos:

  1. Obtén un certificado SSL: Un certificado SSL es necesario para habilitar HTTPS en tu sitio web. Puedes obtenerlo de forma gratuita a través de Let’s Encrypt u obtener uno de pago con tu proveedor de hosting.

  2. Verifica la compatibilidad del servidor: Asegúrate de que tu servidor web sea compatible con HTTPS. La mayoría de los servidores web modernos, como Apache o Nginx, tienen soporte para SSL/TLS.

  3. Instala el certificado SSL en tu servidor: Sigue las instrucciones proporcionadas por tu proveedor de certificados o de servicios de hosting para instalar el certificado en tu servidor web. Esto implica generar una clave privada, generar una solicitud de firma de certificado (CSR) y luego instalar el certificado firmado en tu servidor.

  4. Configura tu servidor web: Debes configurar tu servidor web para redirigir automáticamente las solicitudes HTTP a HTTPS. Esto se logra mediante la modificación de los archivos de configuración del servidor, como el archivo .htaccess para Apache o el archivo de configuración de Nginx.

  5. Verifica la configuración: Después de realizar los cambios, asegúrate de que todo esté configurado correctamente. Puedes utilizar herramientas en línea, como SSL Labs, para verificar la configuración SSL de tu sitio web y solucionar posibles problemas.

En general, el uso de HTTPS es esencial para proteger la información confidencial de los usuarios y generar confianza con los visitantes del sitio web.

Desde hace ya varios años, Google también está exigiendo HTTPS para sus comunicaciones. Por ejemplo, para su programa de afiliados Google Adsense, en el cual no puedes participar sin contar con una versión de tu web cono protocolo HTTPS.

Si quieres evitar problemas de navegación a tu sitio web, te recomendamos que utilices el protocolo HTTPS.

Comparte

Publicaciones relacionadas

Scroll al inicio